jueves, 11 de febrero de 2010

Heol Telwen - An Deiz Ruz


¿Quién no recuerda el primer disco de los irlandeses Cruachan? Ese mismo, donde mostraron su faceta más ruda tocando un black metal que deslumbró a más de alguno con la novedad de incluirle música celta auténtica a la rústica partitura. Y ese es un buen punto de partida para esto que ahora presento, si bien no es ninguna novedad tengo muchas ganas de hablar de este grupo francés y su debut, además nunca falta por ahí alguien que va de paso y aún desconoce esta monumental obra de black metal celta.

Acá encontramos una producción de gran categoría, cada instrumento suena claro y fácilmente se distingue de entre los demás. Esto, combinado con una excelente mezcla de folk alcanza un nivel simplemente excepcional y lo mejor de todo es que en ningún momento dejará de sonar a black metal. Sus guitarras están plagadas de agresividad y estremecen tus oídos con arreglos contundentes como ni te imaginas. El vocalista es como pocos, lleva una voz rasgada brutal que no es ni chillona ni menos dejada a lo bestia; es que es del tipo preciso en el que incluso es posible entender algunas palabras en ciertas canciones, muy bien trabajada. Paralelo a esta van coros de voces limpias muy a tono con la influencia celta, algunos muy cerveceros y otros como de guerreros bárbaros preparando caballos y alistando armas hacia una desdichada batalla sangrienta. Por su parte, el baterista luce increíble dando remates furiosos en el momento indicado, secuencias triples y cuádruples fortalecen los esquemas de guitarras como agua fría a la hoja de acero ardiente de una espada en plena forja.

Los arreglos de folk son una cátedra ejemplar de como debe mezclarse cada instrumento dentro de una ola tremenda de black metal; las flautas abundan en todo el disco y son muy elegantes, las hay desde tradicionales hasta otras más especializadas que suenan con tonos finos y agudos. También hay guitarra acústica y percusión con bodhran en algunas canciones, aunque es de lamentar (o no) porque ambos deberas que son muy puntuales. Lo otro que me encanta son sus gaitas, como en 'Son Ar Everezh' o en 'Kan Ar Kern' donde se te invita a unirte a la celebración de míticas criaturas del bosque en el que danzan, beben cerveza y comen carnero asado. Así hay otros instrumentos que van siempre con una tónica muy pagana, pero me limitaré a los que conozco.

No es necesario explorar cada canción porque en general es un álbum muy entretenido y verás que el tiempo se te irá volando mientras lo escuchas. Tenemos una hora para disfrutar de uno de los mejores discos de black metal celta que se hayan hecho, créeme que vale la pena tocarse el bolsillo para adquirir tu copia de 'An Deiz Ruz' si tienes la capacidad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Saruman quisiera contactar contigo,si es posible contactame a Ishtar_metal666@hotmail.com, un saludo!

world_doomination dijo...

Me encanta esta fórmula de Black Celta, pero sólo conozco el puñado "básico" de bandas y agradecería recomendaciones con todo el gusto del mundo.

Y muy buena la entrada anterior, me ha gustado ese fuerte sabor a Black Metal de hace años, ¡con voz violenta incluida!

Isaac dijo...

oye mi amigo, pedazo de blog tienes aquí!
este es un fantástico aporte, un millón de gracias
saludos desde México! :D