miércoles, 3 de marzo de 2010

Aes Dana - La Chasse Sauvage


Todo apunta a que este será el año de los grupos celtas, hay fuertes rumores de nuevo disco que rodean a los irlandeses Mael Mórdha y Waylander, mientras tambores retumban a lo lejos por nuevas entregas de los también irlandeses Cruachan y Primordial. Los franceses no quedan exentos de las glorias auguradas para este año; que más ejemplo que el inminente 'Sidh' de Bran Barr (del que hablaré próximamente) que ya se encuentra en los catálogos de venta. Belenos ha confirmado nueva producción en su página oficial y por su parte, Heol Telwen y Aes Dana son más cautelosos y sólo nos cuentan que trabajan en eso.

Siempre he dicho que me encanta como queda esa mezcla entre black metal agresivo y folklore irlandés auténtico, es tiempo de revisar el primer disco del último grupo que mencioné en la introducción y verás que te sumergirá en el lado más brutal de aquellos guerreros bárbaros de antaño; cuerpos mutilados yacen en el campo de batalla, gritos de dolor se ahogan solos en el vacío y bañarse con la sangre del enemigo se convertirá en un placer. Se vuelve toda una carnicería, una 'caza salvaje' bien representada con un black metal forjado con fiereza y afilado con guitarras enraizadas en una producción de gran categoría, quien aún es extraño a esta tendencia siéntase libre de probar el filo de la espada que lleva a la victoria a estos franceses paganos para después deleitarse de un banquete espléndido en agradecimiento a los dioses.

Es una producción como ya dije arraigada en sus guitarras blackers, por supuesto que es un black metal de gran categoría, con una voz que por ratos roza las guturales, aunque desde luego deja a la prominencia posarse sobre una rasgada temible como de guerrero sacatripas. Su batería en general se mueve con medios tiempos, pero no deja de ser dinámica; me encanta en partes que se luce con solos breves como de hordas de guerreros marchando hacia el desdichado horizonte, mientras que en otras hace remates prepotentes que claramente sobresalen de sus momentos acelerados. El bajo casi que lo paso desapercibido y si hablamos de teclados, acá hay cero.

Los clásicos coros cerveceros también brillan por su ausencia, lo que sí le incorporan a su atmósfera de guerrero invencible es una flauta muy bien cuidada y una cornamusa, (aunque creo que se llama bombarda pero suena como gaita) inclusive hay solos maravillos que harán de las delicias en los amantes de la música celta. Existe variedad porque se cuenta con una buena estructura armónica, las flautas van de la mano de sus guitarras agresivas pero aún así se es capaz de distinguir entre canciones; si bien el folk goza de fuerte presencia, nunca le quitará protagonismo a su parte black metal.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me interesaba ponerme en contacto contigo para pasarte algun material. Mi e-mail es yog_sog@yahoo.es. Como no hay box ni encuentro una direccion a la que mandar nada lo pongo en los comentarios.
Nos vemos y gracia de antemano.

Saruman dijo...

Veo que no está habilitada la vista de mi perfil. Por lo pronto puedes comunicarte a lord_of_isengard@hotmail.com y por supuesto que me encantaría revisar sugerencias.

Saludos